La Historia de los Guantes Quirúrgicos y más...

La Historia de los Guantes Quirúrgicos y más...

Antes de que se desarrollaran las técnicas antisépticas y de que se comprendiera la importancia de la higiene al tratar a los pacientes, los cirujanos llevaban las manos desnudas y a veces sólo unos delantales protectores que se parecían a los que usan los carniceros.

La cirugía moderna surge con dos avances: la asepsia/antisepsia y la anestesia. Todos los intentos históricos anteriores fueron heroicos pero baldíos.

En 1890, el cirujano estadounidense (de origen austríaco, compañero de Sigmund Freud) William Halsted fue el primero en utilizar guantes esterilizados a instancias de su ayudante, Caroline Hampton.

Caroline, enamorada de Halsted, con desesperación, buscó una solución para poder seguir siendo su ayudante quirúrgica ya que los repetidos lavados de manos con ácido carbólico y otras sustancias fuertes le causaban una grave irritación dérmica. Y para ello confeccionó unos rudimentarios pero efectivos guantes de goma.

Su piel se curó y poco tiempo después ella y Halsted se casaron, teniendo numerosos hijos.

Halsted contactó con la Goodrich Rubber Company, les pidió muestras de guantes de goma que se pudieran esterilizar, y se los dio a Caroline Hampton para que los probase.

En 1844, Goodyear había desarrollado la vulcanización (modificación química), método que permitió crear gomas más ligeras y extensibles. Así, estos materiales resultaron más flexibles y fácilmente adaptables.

Fue Goodyear, por tanto, la pionera en el desarrollo de los guantes quirúrgicos.

Podemos decir que los guantes quirúrgicos son el fruto del amor de una enfermera por su cirujano, relación frecuente en los hospitales de todo el mundo aun a día de hoy.

Actualmente, los guantes se utilizan en la práctica clínica habitual para evitar la propagación de infecciones entre pacientes y personal médico.

Durante un tiempo, para que fueran fáciles de poner y quitar, se les añadía polvo de licopodio y talco. Después se demostró que ambos ingredientes eran perjudiciales si contaminaban las heridas quirúrgicas, y hacia 1970 comenzó a emplearse la fécula de maíz, así como otros productos.

El látex otorga control y sensibilidad táctil muy finos, pero en los infrecuentes casos de alergia, pueden ser usados guantes fabricados con otros materiales, tales como vinilo, nitrilo o neopreno, pero carecen de esta transmisión sensitiva tan precisa.

Utilizar guantes en el hospital ayuda a prevenir la propagación de microbios. Esto sirve para proteger de infecciones tanto a los pacientes como a los trabajadores de salud.

Escrito en 27/03/2017 Home 0 2875

Dejar un ComentarioDejar una respuesta

Debería Ingresar para escribir un comentario.

Archivos de Blog

Categorías de Blog

Últimos Comentarios

Sin Comentarios

Buscar Noticias

QR code

Vistos recientemente

No hay productos

Menu

Compare 0